Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Aceite de sésamo ecológico, un doble aliado

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 ml):

  • Energía 823 kcal
  • Proteínas 0 g
  • Grasas 91,4 g
    • Saturadas 15 g
  • Hidratos de carbono 0 g
    • Azúcares 0 g
  • Sodio 0 g
Aceite de sésamo ecológico, un doble aliado
Aceite de sésamo

No sólo se trata de un aceite muy nutritivo y que ayuda a combatir el colesterol, sino que también notarás sus ventajas si lo aplicas sobre la piel o el cabello.

El aceite de sésamo se extrae a partir del prensado en frío de las semillas de sésamo, que también se denominan ajonjolí. El aceite de sésamo ecológico de MIMASA no está refinado, ya que es la manera de poder beneficiarse de todas sus propiedades. Posee el 85% de ácidos grasos insaturados y poliinsaturados (ricos en omega 6), además de ácidos grasos libres. Este aceite no sólo no origina colesterol, sino que ayuda a eliminarlo, gracias a su aporte de lecitina y ácidos grasos poliinsaturados.

Un imprescindible en la cocina
El aceite de sésamo contiene zinc y gran cantidad de minerales. Su gran aporte de vitamina E ayuda, además de su beneficio para el organismo, a que no se enrancie. Por otra parte, contiene fosfolípidos y lecitina, dos elementos vitales para el buen funcionamiento del cerebro y la memoria. Su aporte de magnesio es un factor añadido al fortalecimiento del sistema nervioso central, ayudando a recuperar el ánimo en personas deprimidas o muy cansadas mentalmente.

Por su pureza, el aceite de sésamo ecológico de MIMASA debe ser utilizado en la cocina en proporciones muy inferiores a las usuales de otros aceites, con lo que se aprovecha mejor e implica un ahorro económico.

Beneficios para la piel
Aplicado de forma tópica, el aceite de sésamo ecológico de MIMASA tiene múltiples usos para afecciones cutáneas, de cabello, de los oídos y los ojos. Esto es así debido a su efecto antiinflamatorio. Entre sus beneficios para la piel, destaca su uso revitalizante y en tratamientos contra la flacidez. También es eficaz como filtro solar ante las radiaciones ultravioleta, favoreciendo el bronceado natural a la vez que mantiene hidratada la piel. Unas cualidades muy apropiadas cuando llega el verano. Por su parte, en épocas de frío, el aceite de sésamo es ideal para combatir las grietas en manos y pies.

Para el cabello, el aceite de sésamo puede utilizarse en forma de mascarilla cuando hay mucha sequedad o costras en el cuero cabelludo. Asimismo, es útil en el caso de dolor leve de oídos, sobre todo el provocado por la sensación de frío. Un par de gotas de aceite de sésamo tibio en cada oído alivian el malestar. Por último, su aplicación también es positiva en el caso de dolencias reumáticas.

Composición en aceites y ácidos grasos:

Ácidos grasos

Nomenclatura

Mínimo

Máximo

Palmítico

C16:0

7.0 %

12.0 %

Palmitoleico

C16:1

trazas

0.5 %

Esteárico

C18:0

3.5 %

6.0 %

Oleico

C18:1

35.0 %

50.0 %

Linoleico

C18:2

35.0 %

50.0 %

Linolénico

C18:3

trazas

1.0 %

Eicosenoico

C20:1

trazas

1.0 %