Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Bulgur ecológico, trigo sabroso y nutritivo

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 g):

  • Energía 340 kcal
  • Proteínas 112 g
  • Grasas 2,7 g
    • Saturadas 0,2 g
  • Hidratos de carbono 74,2 g
    • Azúcares 0,8 g
  • Sodio 0 g
  • Fibra 10,7 g

Minerales:

  • Hierro 3 mg
  • Fósforo 292 mg
  • Potasio 23,5 mg
  • Magnesio 84 mg
Bulgur ecológico, trigo sabroso y nutritivo
Bulgur

Este alimento a base de trigo es una gran fuente de fibra y proteína, y se puede preparar de numerosas maneras.

El bulgur es trigo precocido y troceado, con todos los nutrientes de este cereal. Cuenta con una gran historia y es uno de los principales cereales de la cocina del medio y este mediterráneo; de hecho, es muy popular en Turquía y los Balcanes. Este alimento destaca por su alto contenido de proteínas y fibra (casi el doble que el arroz integral) y, a su vez, un bajo aporte calórico. Su proporción de fibra dietética es casi cinco veces superior a la de grasa.

Historia y elaboración
El bulgur es un cereal muy presente en la dieta de los países del medio y este mediterráneo. Las poblaciones hebreas podrían haberlo preparado ya hace unos 4.000 años, siendo uno de los primeros alimentos procesados de la historia. Emperadores chinos y romanos ya lo comían.

En su preparación, se vierte el trigo en un recipiente grande, se recubre con agua y se coloca al fuego hasta que los granos estén bien cocinados. Tras ello, los granos de trigo se secan durante una o dos semanas. Finalmente, se recolectan los granos del trigo y se obtienen dos tipos de bulgur: fino y grueso. El bulgur suele considerarse trigo partido, pero en realidad es una versión más refinada, cocida al vapor y secada antes de ser partida. Conserva el 95% del salvado y del germen en su núcleo, por lo cual se le sigue considerando un alimento entero.

Fuente de fibra
A nivel nutricional, el bulgur se asemeja al arroz, el cuscús y la pasta. Es rico en hierro, fósforo, magnesio y potasio. Asimismo, presenta altos niveles de antioxidantes, como el caroteno, la luteína y la vitamina E. El bulgur ecológico de MIMASA es una gran fuente de fibra dietética, tanto soluble como insoluble.

La fibra soluble favorece la disminución de riesgos cardiovasculares, ya que disminuye los niveles de colesterol en sangre. Por su parte, la fibra insoluble, que es la que mayoritariamente forma parte del bulgur, ayuda a mantener un correcto tránsito intestinal y aliviar el estreñimiento.

Sugerencias de preparación
El bulgur ecológico de MIMASA se presenta en paquete de 500 g y no ha sido modificado genéticamente. A la hora de prepararlo, se recomienda hervirlo (como el arroz) durante unos 15 minutos en la siguiente proporción: dos partes de agua o caldo y una de bulgur ecológico de MIMASA. Se puede mezclar con verduras y trocitos de seitan ecológico MIMASA, tofu ecológico de MIMASA o tempeh ecológico de MIMASA, al gusto de cada persona. Con la cocción, el bulgur ecológico de MIMASA se hincha y adquiere una textura esponjosa de aspecto parecido al cuscús.

Otra idea de preparación es incluirlo en ensaladas con tomate, cebolleta y pepino troceados. Así, el bulgur ecológico de MIMASA se puede cocer previamente dejándolo un par de horas en remojo con jugo de limón para servir de acompañamiento, o bien dejarlo en remojo y servirlo crudo.