Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Kuzu ecológico, contra dolencias digestivas

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 g):

  • Energía 336 kcal
  • Proteínas 0 g
  • Grasas 0 g
    • Saturadas 0 g
  • Hidratos de carbono 84 g
    • Azúcares 0 g
  • Sodio 0,02 g
Kuzu ecológico, contra dolencias digestivas
Kuzu

Esta raíz se ha empleado tradicionalmente para combatir la fiebre, los transtornos intestinales, la fatiga y la debilidad en general.

El kuzu es la raíz elaborada de la Pueraria Thumbergiana o Pueraria Hirsuta Matsum. La preparación del kuzu actual no ha sufrido casi variación desde hace siglos. Las raíces, que pueden alcanzar hasta dos metros de longitud hundidas en la tierra, se recogen en invierno. La elaboración del kuzu consiste en aislar los almidones, eliminando la fibra y las impurezas y secándolo finalmente al aire libre. Este proceso requiere varios meses y es totalmente artesanal.

La calidad de MIMASA
Es muy importante que esté asegurada la calidad y pureza del kuzu, frente a imitaciones modernas a base harinas de arrurruz, patata dulce, maíz, etc., que resultan más baratas pero que no producen los efectos del producto genuino. En cambio, el kuzu ecológico de MIMASA ofrece completa garantía, sin mezclas de ningún tipo, por lo que sus efectos están asegurados.

El kuzu ecológico de MIMASA proviene de la prefectura de Kagoshima, en la isla de Kyushu, donde se ha cultivado desde hace más de 100 años y, actualmente, se produce el 90% del kuzu japonés. El kuzu ecológico de MIMASA se prepara a partir de raíces de entre 5 y 10 años y de un peso de unos 10 kg. Estas características son óptimas para la producción de la mejor calidad.

Una vez recolectadas, las raíces de kuzu se muelen y posteriormente se lavan con agua fría varias veces para limpiarlas de impurezas hasta que el agua sale transparente. Por último, el kuzu se seca totalmente, dejándolo reposar un mes y medio. El resultado es un kuzu de gran calidad y textura firme. Su pureza y el color blanco intenso son exclusivos del kuzu ecológico de MIMASA, fruto de la calidad de la raíz y las técnicas tradicionales utilizadas en su elaboración.

Aplicaciones saludables
La decocción de kuzu tradicionalmente se ha utilizado para favorecer la transpiración y aliviar la fiebre cuando se está constipado o con gripe. Los niños tienen una naturaleza yang, por lo que el carácter neutro del kuzu es muy adecuado.

El kuzu extrae el exceso de agua de los intestinos y los lubrifica: mejora los síntomas de la diarrea y del estreñimiento. Restaura la fuerza del intestino para que recupere los movimientos peristálticos y favorece un buen nivel de flora intestinal. De esta manera, está especialmente indicado para el estreñimiento del intestino dilatado a causa del exceso de fruta, azúcar, café y bebidas artificiales.

El kuzu procura un gran alivio en casos de gastroenteritis o cuando el estómago no tolera ningún líquido o sólido. En casos de úlcera de estómago, la capa gelatinosa protege las paredes del estómago y ayuda a cicatrizar la úlcera al cabo de unas semanas.

Poder relajante
En Japón, el kuzu también se utiliza como relajante muscular y estimulante de la circulación sanguínea, aliviando la tensión muscular. Como este condimento también contiene isoflavonoides, ayuda en problemas relacionados con los vasos sanguíneos cerebrales como el dolor de cabeza, el zumbido en los oídos, cansancio ocular, irritación, insomnio, etc. Además, su consumo favorece la estabilización del sistema nervioso vegetativo. El kuzu es también eficaz para disminuir las convulsiones y los espasmos de los niños y la rigidez en los ancianos, ya que relaja el sistema nervioso parasimpático.

Las isoflavonas del kuzu relajan la tensión de los vasos sanguíneos, lo que consecuentemente reduce la presión arterial. También es eficaz en la prevención de ataques cardíacos, al relajar la arteria bucle por un lado y activar la circulación sanguínea por otro. Por último, según un estudio de los Proceeds of the National Academy of Science publicado en 1993, el extracto de kuzu es una alternativa natural en el tratamiento de la adicción al alcohol y al tabaco, frenando el consumo de ambos.

Forma de preparación
El kuzu ecológico de MIMASA se prepara diluyendo dos cucharaditas en un vaso de agua fría y luego hirviéndolo durante unos cinco minutos, hasta que adquiere una consistencia gelatinosa, incolora o rosada y casi transparente. Se aliña con tamari ecológico de MIMASA o tamari-shoyu ecológico de MIMASA. En preparaciones culinarias, se utiliza como espesante natural debido a su sabor insípido. Así, se puede diluir igualmente en agua fría y añadirlo durante los últimos minutos de cocción de sopas, verduras, potajes, tartas de verduras o de pasteles (extendiéndolo por su superficie antes de pasar al horno).

El kuzu ecológico de MIMASA también sirve como aderezo en ensaladas o para la cocción de pescados, entre otros. Su sabor neutro combina perfectamente con cualquier alimento dulce o salado y se digiere con facilidad gracias a su pureza. Podemos añadir una umeboshi de MIMASA a la preparación y también hacerla hervir, cuando queremos estimular el hígado y ayudar a regular el estreñimiento.