Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Mijo ecológico, energía y hierro
para el organismo

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 g):

  • Energía 378 kcal
  • Proteínas 11 g
  • Grasas 4 g
    • Saturadas 0,7 g
  • Hidratos de carbono 72,9 g
    • Azúcares 0 g
  • Sodio 0 g

Minerales:

  • Ca 21,0 mg
  • Mg 12,0 mg
  • Na 1,0 mg
  • Mn 0,13 mg
  • Zn 0,32 mg
  • K 340 mg
  • P 44,0 mg
  • Fe 0,8 mg
  • Cu 0,13 mg
  • Se 0,3 mg
Mijo ecológico, energía y hierro <br />para el organismo
Mijo

Dentro de los cereales, el mijo destaca por su alto contenido energético, de hierro y magnesio, ofreciendo numerosas posibilidades de preparación.

El mijo es el fruto de la planta gramínea del grupo de los cereales conocida por el nombre de Panicum miliaceum. Es el cereal más rico en hierro y una buena alternativa al arroz o a la pasta. Un consumo de 60 gramos de mijo aporta el 40% de las necesidades diarias de hierro y el 30% de las de magnesio. Contiene, además, otros minerales como calcio, fósforo, potasio, sodio, zinc y manganeso. Cabe destacar que el mijo ecológico de MIMASA no ha sido modificado genéticamente.

Propiedades nutricionales
El mijo es un cereal muy energético, con más de un 65% de contenido en hidratos de carbono. Esto lo hace ideal como parte de la dieta de niños y mayores, para el desayuno o para integrarlo en la dieta previa a una jornada deportiva o una salida de excursión. Contiene un 11% de proteínas y destaca por su aporte de vitaminas B1, B2 y B9. Es un cereal muy digestivo y no produce flatulencias. Por último, no contiene gluten, por lo que es un cereal que pueden tomar los celíacos.

Las proteínas del mijo están formadas por aminoácidos como ácido aspártico, ácido glutámico, alanina, arginina, cistina, fenilalanina, glicina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, prolina, serina, tirosina, treonina, triptófano y valina. Estos aminoácidos se combinan para formar las proteínas del mijo.

Nuestro cuerpo usa las proteínas del mijo para construir los tejidos que forman nuestros músculos. Estas proteínas también son útiles y necesarias para mantener nuestros músculos, ya que sin un aporte adecuado de proteínas como las que proporciona el mijo, nuestra masa muscular se debilitaría y reduciría paulatinamente.

Beneficios para el organismo
El consumo de mijo se recomienda en casos de debilidad física, fatiga, anemia, astenia, falta de ánimo y menstruaciones abundantes. Resulta también muy útil para mujeres embarazadas o en periodos de lactancia. Favorece la regeneración celular, siendo excelente para fortalecer la salud de la piel, los cabellos, las uñas y los dientes gracias a su alto contenido en ácido silícico. También nutre el cerebro por su riqueza en magnesio y lecitina, y se considera el cereal más adecuado para el páncreas y el bazo.

Por su alto contenido en magnesio, se considera un cereal muy apropiado para los deportistas, que con el sudor pierden muchos minerales. Es recomendable para combatir el agotamiento y permitir la recuperación tras el esfuerzo físico, alivia los calambres musculares y fortalece los músculos.  Resulta igualmente eficaz para defenderse del estrés y la irritabilidad nerviosa, para reducir la intensidad y frecuencia de los ataques de migraña, y como apoyo en regímenes adelgazantes.

Posibilidades culinarias
Tras lavarlo bajo el grifo, el mijo ecológico de MIMASA debe ser hervido entre 20 y 30 minutos en olla normal, o entre 15 y 20 minutos en olla a presión. Se prepara en una proporción de tres partes de agua por una de mijo ecológico de MIMASA. También puede hervirse con bebida de soja bonsoy de MIMASA, zanahoria y manzana ralladas, con lo que se conseguirá una textura más suave.

El mijo ecológico de MIMASA se puede servir tal cual, o bien mezclado o rehogado con verduras. Es especialmente bueno en invierno por aportar muchas calorías y porque se puede utilizar en muchas sopas, cremas y guisos. En primavera y verano, lo recomendable es acompañarlo con ensaladas frescas. También puede usarse en la preparación de sopas, como una sémola; o bien hervido con leche (como si fuese arroz con leche) o bien en la preparación de pudding y tartas de tipo dietético.

En general, el mijo ecológico de MIMASA presenta un sabor suave, parecido al de la mantequilla, y da buenos resultados junto a otros ingredientes de sabor más fuerte o intenso, a los que aporta un matiz fino, muy especial. Se puede incluir en ensaladas variadas, pero también combina bien con legumbres (mijo con lentejas al horno o con garbanzos), con los elaborados de soja de MIMASA en sus distintas formas (tofu ecológico de MIMASA, tempeh ecológico de MIMASA, miso de MIMASA, etc.), y con verduras y hortalizas, sobre todo las dulces.