Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Polenta, energía dulce

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 g):

  • Energía 358 kcal
  • Proteínas 7 g
  • Grasas 1,20 g
    • Saturadas 0 g
  • Hidratos de carbono 76 g
    • Azúcares 0 g
  • Sodio 0 g
Polenta, energía dulce
Polenta

Como plato principal o guarnición, la polenta de MIMASA es un excelente complemento nutritivo con todas las propiedades del maíz.

La polenta es una sémola obtenida de la molienda del grano de maiz, que previamente ha sido decorticado y desgerminado, pasado por un proceso de calibración y sin la adición de colorantes ni conservantes. Su gran poder energético (314 Kcal por 100 g) y su alto contenido en vitaminas naturales hacen que resulte un producto muy nutritivo y de gran interés dietético, al mismo tiempo que constituye un elemento básico en la cocina de muchos países. Puede tomarse solo o en forma de preparados especiales.

Los beneficios del maíz
La polenta aporta todas las propiedades nutritivas del maíz. Su alto contenido en hidratos de carbono de fácil digestión lo convierten en un alimento ideal para los niños y los deportistas, que necesitan una fuente de energía. Su aporte en fibra favorece la digestión y reduce el colesterol. El consumo de maíz es aconsejable en personas con deficiencia de magnesio.

El maíz, y en consecuencia la polenta, nos ofrece el antioxidante betacaroteno, muy recomendado en la prevención del cáncer. También nos ofrece vitaminas del grupo B, específicamente B1, B3 y B9, las cuales actúan ante el sistema nervioso. Asimismo, ayuda a controlar la cantidad de azúcar en sangre. Por último, cabe destacar que no contiene gluten, así que la polenta es apta para personas celíacas.

Sugerencias de preparación
La polenta de MIMASA se prepara hirviendo dos partes de agua y caldo con una del producto. Se puede utilizar para elaborar papillas, purés y pastas semicocidas, para preparar platos alimenticios básicos o bien como acompañamiento (guarnición) para otros platos más o menos complejos.

Se puede comer como plato principal o como acompañante. También se pueden preparar sabrosas croquetas con la polenta de MIMASA, hirviéndola con menos agua para conseguir una textura más espesa. Incluso puede ser un sabroso postre si la hierves con pasas y frutos secos y la endulzas con el sirope de arroz de MIMASA.