Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Seitán ecológico, agradable sabor y textura

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 g):

Seitán:

  • Energía 109,16 kcal
  • Proteínas 20,90 g
  • Grasas 1,52 g
    • Saturadas 0,46 g
  • Hidratos de carbono 2,97 g
    • Azúcares 0,09 g
  • Fibra 2 g
  • Sodio 0,21 g


Seitán japonés:

  • Energía 161 kcal
  • Agua 54,1 g
  • Proteínas 29,7 g
  • Lípidos 0,1 g
  • Carbohidratos 10,4 g
  • No-fibroso 10,2 g
  • Fibroso 0,2 g
  • Ceniza 5,7 g
  • Sodio 5.270 mg
Seitán ecológico, agradable sabor y textura
Seitán

Elaborado a base de harina de trigo, el seitán es suave, digestivo y no tiene colesterol.

La proteína del trigo o gluten se aprovecha íntegramente en el seitán, un preparado de larga tradición oriental. Su elaboración casera no resulta difícil, pero requiere largo tiempo. Por ello, el seitán ecológico de MIMASA se ofrece ya preparado, con sistemas naturales, sin aditivos y con un agradable sabor y textura. Está compuesto por harina de trigo, tamari, gluten, gengibre, ajo (todos ellos de cultivo ecológico) y alga kombu.

Cualidades nutritivas
El seitán es una proteína vegetal que el cuerpo absorbe muy bien. Al contrario que las carnes de origen animal, no deja residuos ácidos, Hay que tener en cuenta que la carne sólo proporciona un 21% de proteína. Pero más importante es la tasa de asimilación de esta proteína, muy baja en comparación con la asimilación de las proteínas de soja o de trigo, mucho más altas. Por ello, bastan pequeñas cantidades de seitán para conseguir un buen aporte de proteínas vegetales.

Más suave y digestivo que otros alimentos ricos en proteínas como la carne, los huevos o la leche, etc, el seitán también es bajo en calorías y grasas. Tiene más calcio y minerales que la carne, y menos sal, además de asegurar que no están presentes ni antibióticos, ni hormonas ni otras sustancias utilizadas en el engorde de los animales. Asimismo, no tiene colesterol y además favorece la reducción de sus niveles en sangre. Por último, contiene abundante lecitina, que ayuda a la solubilización de los ácidos biliares.

Consumo y recomendaciones
El seitán ecológico de MIMASA se puede consumir directamente cocido unos minutos con verduras o rebozado. Otra manera de prepararlo es cortarlo en lonchas y freírlo en la plancha con ajo y perejil hasta que quede dorado. Troceado, es un complemento exquisito en pasta de sopa o platos de cereal, mientras que cortando el seitán ecológico de MIMASA a tacos, también podemos preparar sabrosos estofados.

El seitán es un alimento ideal para niños en edad de crecimiento y para garantizar una alimentación sana, debido a su alto contenido en proteínas. Por esa misma razón también se recomienda su consumo en deportistas, gente mayor, personas con problemas digestivos y en regímenes de adelgazamiento.

El seitán japonés es más compacto y de sabor más intenso. Una delicia para los gourmets.