Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Tempeh ecológico, alto valor nutritivo

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 g):

  • Energía 103,29 kcal
  • Proteínas 18,98 g
  • Grasas 1,49 g
    • Saturadas 0 g
  • Hidratos de carbono 3,49 g
    • Azúcares 0,28 g
  • Sodio 0,37 g
Tempeh ecológico, alto valor nutritivo
Tempeh

El proceso de fermentación del tempeh hace que mantenga las cualidades de la soja, pero su proteína sea mucho más fácil de digerir.

El tempeh es un derivado de la soja que se obtiene mediante un proceso de fermentación con calor. Originario de Indonesia, destaca por su alto valor nutritivo, especialmente en proteínas, y su fácil digestión. El tempeh ecológico de MIMASA está elaborado con soja, tamari-shoyu (ambos de cultivo ecológico) y sal.

El Tempeh se obtiene a partir de la fermentación de la soja con el hongo Rhizopus oligosporosus. Este proceso hace que la proteína de la soja sea más digestiva, reduciendo por ejemplo los oligosacáridos, que están relacionados de manera frecuente con los gases. Durante la fermentación también aparecen agentes naturales antibacterianos que hacen las funciones de antibiótico en la lucha contra algunos microorganismos, de ahí que en Indonesia sea considerado un alimento terapéutico en casos de dolencias intestinales.

Propiedades y formas de consumo
En cuanto a sus propiedades, el Tempeh destaca sobre todo por su contenido en isoflavonas y saponinas, además de contar con todos los aminoácidos esenciales. Las isoflavonas alivian la rigidez en el cuello y los hombros. Asimismo, favorecen la prevención del cáncer de mama. La saponina, por su parte favorece que se inhiba la peroxidación lipídica, provocando un efecto anti-envejecimiento, y la prevención del endurecimiento de las arterias y de enfermedades hepáticas.

El Tempeh de MIMASA se presenta en piezas rectangulares y compactadas, con los granos de soja medio enteros y cocidos con Tamari-Shoyu, a punto de comer. También se puede cortar en lonchas más finas y tostar en la plancha para que quede crujiente. Cortado en lonchas, se puede rebozar y freír para luego aliñarlo con Tamari-Shoyu. Por último, se puede utilizar para preparar estofados con verduras o como ingrediente en numerosos platos, como sopas o ensaladas.