Enviar receta

Añade aquí los correo electrónicos a los que quieres recomendar esta página (separados por comas)
MIMASA ifigen

Umeboshi natural,
ciruelas fermentadas con sal

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Valores nutricionales (100 g):

  • Energía 24 kcal
  • Proteínas 0,3 g
  • Grasas 0,6 g
    • Saturadas 0 g
  • Hidratos de carbono 6,3 g
    • Azúcares 0,5 g
  • No-fibroso 5,9 g
  • Fibra 4,0 g
  • Sodio 5,58 g
Umeboshi natural, <br>ciruelas fermentadas con sal
Umeboshi natural

Cuando el fruto de la umé se fermenta con sal, obtenemos la umeboshi natural, que combina en armonía lo ácido y lo salado.

La umeboshi natural de MIMASA se presenta en unidades enteras de ciruelas. Es el producto básico de esta categoría, fermentado con procesos totalmente naturales a partir de la fruta umé.

Por lo general, la recolección de la fruta umé comienza en mayo, pero las umeboshi de MIMASA se recolectan en junio, para asegurar que el fruto esté completamente maduro. El mismo día de la recolección, las ciruelas umé se ponen a macerar con sal. La cantidad de sal viene determinada por la calidad de la umé y la intuición y los años de experiencia de quien las prepara. Un mes después de la maceración con sal, las frutas umé se secan tres días a pleno sol. Se van girando para que el secado sea uniforme en ambos lados.Una vez seca, la umé vuelve a macerarse siguiendo métodos tradicionales para conseguir el mejor sabor y aroma, característicos de un producto preparado de forma artesanal. Todo este proceso se sigue haciendo hoy en día a mano.

A pesar de la sal que contienen, no hay que lavar con agua las umeboshi de MIMASA antes de comerlas. Ácido y salado se equilibran entre sí y, por ello, resultan muy efectivos para calmar la sed. En síntesis, lo ácido de la umeboshi neutraliza el exceso de yang (carne, sal, proteínas), mientras que la sal neutraliza un estado demasiado ácido (yin), originado por excesos de azúcar, cereales refinados y productos lácteos.

Formas de consumo
Las umeboshi de MIMASA se pueden tomar directamente en ayunas o, sobre todo, durante las comidas, masticándolas lentamente, o desmenuzándolas y mezclándolas con el arroz o las verduras. Su jugo (tras dejarlas en remojo con una cierta cantidad de agua, durante algunas horas) es una excelente salsa para cereales y verduras.

Si tomamos té bancha o kukicha de MIMASA en el que dentro haya estado en remojo una umeboshi de MIMASA durante unos minutos, lograremos alcalinizar rápidamente nuestro organismo, alcanzaremos una agradable sensación de bienestar y superaremos un cansancio ocasional.